Tres mil kil贸metros de inversi贸n

Tres mil Kil贸metros, una traves铆a聽de una semana聽uniendo la ciudad de Buenos Aires con Resistencia, previo paso por Paran谩 y continuando luego hacia Asunci贸n, para completar la gira en Al茅m, provincia de Misiones. Expandir las fronteras, de eso se trataba.

(*) Por聽Pablo Collaud

El problema era Emi. No, no era Emiliano que, luego de varias insistencias, se sum贸 a la traves铆a: Emi聽es Estacionamiento Medido Inteligente. Y hab铆a que ser bastante inteligente para saber c贸mo funcionaba. Luego de encontrar un espacio donde estacionar, Milan 聽Jeli膰 (Buenos Aires), Armando S谩nchez y Emiliano Murador (Entre R铆os) dejaron el auto para internarse en el calor que ya se hac铆a presente en Resistencia, Chaco. Cruzando la calle los esperaba Marcos.

El caf茅 no se hizo esperar, y mientras Milan hablaba, Marcos Gim茅nez s贸lo prestaba atenci贸n. Entre sorbos, asent铆a con la cabeza y hac铆a gala de la tranquilidad chaque帽a. Pero la charla no estuvo aburrida, cinco horas de copet铆n lo atestiguaron.

A medida que las tazas se iban enfriando, Marcos comenz贸 a soltarse y a preguntar. Hab铆a estudiado minuciosamente la ley electoral de Chaco y a pesar de su tranquilidad, se le notaban las ganas de meterse en pol铆tica. Entre las preguntas, se desliz贸 un 驴tienen hambre? Cruzando la calle hab铆a un buen bolich贸n, as铆 que pagaron y rumbearon para la otra vereda.

Marcos realiza muchas tareas de acci贸n social. Comenz贸 a contar sus experiencias y c贸mo la mediocridad y la corrupci贸n de la pol铆tica actual lo llev贸 a arremangarse y comenzar a so帽ar con algo diferente. As铆 fue que comenz贸 a investigar y dio con PR all谩 por julio, cuando algunos miembros del partido andaban de viaje por Europa afianzando relaciones.

Reunion en Resistencia
Emiliano, Armando y Milan junto a Marcos Gim茅nez

La noche fue consumiendo la pizza y las cervezas. Era tiempo de volver, Armando y Emiliano part铆an de regreso a Paran谩 en cole y Milan se iba para Corrientes, a pasar la noche ah铆. Los cuatro se despidieron y con Marcos prometieron seguir en contacto.

Hacia tierras guaran铆es al encuentro de un japon茅s

Antes de partir para Asunci贸n, Milan tuvo que hacer un fugaz paso por Resistencia: el Emi lo hab铆a multado err贸neamente y hab铆a que hacer el descargo. El sistema parec铆a no ser tan inteligente despu茅s de todo. Mientras esperaba su turno para realizar el tr谩mite, charlado con la gente le sorprendi贸 la diferencia de opini贸n que tienen correntinos y resistencianos sobre sus ciudades: ambos creen que la otra ciudad es mejor, m谩s limpia, m谩s segura y m谩s linda que la suya. Ciudades hermanas que se tienen poca estima de s铆 mismas.

Resuelto el problema, fij贸 rumbo norte hacia el Paraguay. Llegando a Asunci贸n, par贸 a saludar a sus t铆os, mientras le escribi贸 a Eduardo Nakayama, que ya lo estaba esperando con el fuego para el asado encendido.

Nakayama fue candidato a presidente del Partido Liberal Paraguayo. Era la primera vez que se ve铆an, Eduardo era una postal dif铆cil de encontrar: f铆sicamente era japon茅s, pero habla como paraguayo. Lo recibi贸 a Milan y le present贸 a sus hijos. El argentino quiso entrarle de lleno a la pol铆tica, pero Eduardo lo fren贸. Quer铆a que espere a que llegue su jefe de campa帽a, el 煤ltimo invitado. Optaron por el f煤tbol, charla que siempre tiene tema. Frente a la casa de Nakayama hay una plaza. All铆, durante toda la noche, unos muchachos jugaban a la pelota. Dentro de la casa se hablaba de f煤tbol, afuera se practicaba.

Eduardo Nakayama
Renato Getto, Milan Jelic y Eduardo Nakayama (Izq a Der)

Cuando el jefe de campa帽a de Eduardo lleg贸, la charla vir贸 a la pol铆tica. Milan le cont贸 un poco la historia del partido, las ideas. Nakayama le cont贸 la historia de su partido; en el grupo donde est谩 茅l hay muchos descendientes de los pr贸ceres de anta帽o. Las ideas liberales decimon贸nicas de su partido llevaron al Paraguay a ser una potencia en la regi贸n, y esa pujanza y esos valores son los que Eduardo quer铆a rescatar. Un verdadero volver a las fuentes. Cont贸 c贸mo hab铆a sido la campa帽a, y los problemas que tienen para resolver de aqu铆 en adelante. Milan termin贸 la charla haciendo hincapi茅 en las relaciones internacionales de PR. La cerveza iba bajando y la pesadez del largo viaje tambi茅n. Se despidieron y prometieron volver a encontrarse pronto.

Tierra colorada

M谩s de 12 horas de viaje son lo que separan Asunci贸n de Alem, provincia de Misiones. Llegando a la tardecita, Micael Cuba recibi贸 a Milan.

A pesar de todos lo kil贸metros encima, las reuniones arrancaban en ese mismo momento. La primera visita fue con el cura p谩rroco, quien hab铆a laburado codo a codo con el Obispo Joaqu铆n Pi帽a. El sacerdote le cont贸 sobre la experiencia de la movilizaci贸n civil de 2006: Pi帽a, ya jubilado, lider贸 una coalici贸n c铆vica denominada Frente Unidos por la Dignidad, que en las elecciones para convencionales constituyentes, derrot贸 al partido gobernante, frustrando las aspiraciones del gobernador Rovira de modificar la Constituci贸n Provincial, con el s贸lo 谩nimo de permitir su reelecci贸n indefinida.

Con la bendici贸n del cura, se van a la casa de Micael.

Milan Jelic y Micael Cuba a la izquierda junto a Marcelo y Nahuel

Al d铆a siguiente, compartieron un asado con toda la familia Cuba, y a la tarde fueron a tomar un caf茅 con un par de amigos de Mica: Marcelo y Nahuel, quienes el pr贸ximo a帽o se van a vivir a Posadas. Charlaron largo y tendido. Los j贸venes quedaron interesados, y puede que el 2017 abra las puertas de la capital misionera a PR.

Por la noche, Micael organiz贸 una reuni贸n con j贸venes de la localidad: la idea era compartir una experiencia de compromiso ciudadano, y comentar un poco sobre el partido. Los pibes se animaron a preguntar y varios quedaron interesados.

El s谩bado arranc贸 temprano, con una reuni贸n con el presidente de la UCR Local, Sergio Pe帽alva Jost. El joven abogado los atendi贸 en su despacho. Con mate de por medio, hablaron un poco de todo: sobre la experiencia pol铆tica local y sobre el rol de la UCR como oposici贸n al nivel provincial. Fue cortita, pero productiva.

De ah铆, se fueron directo a la radio local, pues el cura conduce un programa de radio. En 茅l, tiene un espacio donde habla de pol铆tica y siempre invita a alg煤n pol铆tico a hablar. Esta vez, le toc贸 a Milan y charlaron sobre la experiencia del partido. El programa termin贸 a puro chamam茅, la mejor manera de despedirse de norte litorale帽o.

Al final del viaje, el partido hab铆a recorrido tres mil kil贸metros, visitado cuatro ciudades de diversas provincias y pa铆ses, charlado con unas diez personas. Trescientos kil贸metros por personas. 驴Vale el esfuerzo? Paciencia y humildad, no hacen falta muchas m谩s respuestas.

Ir arriba