Proponen derogar adicionales de funcionarios políticos

Los concejales Anabel Beccaría y Emiliano Murador, del Bloque Políticas para la República, ingresaron para la próxima sesión del 15 de marzo, un proyecto que busca limitar adicionales a aquellos funcionarios que tengan haberes iguales o superiores al del Presidente Municipal, mediante la modificación de la ordenanza 6.861. Es decir, que ninguna persona que preste sus servicios para el municipio pueda ganar más que los $147.074, que percibe el funcionario con mayor rango y responsabilidades.

La polémica se había suscitado a mediados de 2021, cuando la Revista Análisis publicó en su portada la nota Los buenos sueldos de Bahl. El artículo denunciaba acerca de una doble retribución que algunos funcionarios y empleados jerarquizados perciben por ser personal adscriptos. Por un lado cobran sueldos de origen y además el municipio les abona un adicional por “las tareas realizadas”. El proyecto busca modificar la letra de la ordenanza a fin de que esta práctica que se defendió como “legal” por parte del ejecutivo municipal pierda tal característica.

Respecto de la iniciativa, la concejal Anabel Beccaría señaló, “Hemos observado esta práctica y buscado como mitigarla desde lo legal. La práctica es éticamente reprochable, pero como sabemos que la exigencia de una ética no basta, buscamos que sea la letra de la ordenanza la que limite esto”. En cuanto al sustento legal de la limitación, el concejal Emiliano Murador afirmó que se trata de una cuestión que está definida desde la Constitución Nacional, “El artículo 14 bis de nuestra Constitución establece que ante igual tarea desempeñada corresponde igual remuneración. Por lo tanto entendemos que el sistema de adscripciones basados en razones de interés superior rompe con esa definición cuando el sueldo de origen es mayor que el del cargo de destino y que no corresponde incrementar esa desigualdad pagando adicionales.”

Transparencia y austeridad

Desde Políticas para la República han promulgado la transparencia y la austeridad en diferentes oportunidades y han alzado estas banderas mediante diferentes acciones. Sobre esta visión y dirección política, Armando Sánchez, presidente del partido y quien fuera candidato a intendente sostuvo, “En diciembre de 2019 propusimos la reducción de un 25% de los salarios de los funcionarios municipales en el marco de la Emergencia Económica que pidió el intendente Bahl. También en ese momento pedimos la cesantía y prohibición por el plazo que durara la emergencia, de la prestación de servicios de todos los casos de adscripción, porque la provincia también atravesaba un proceso de emergencia económica.” 

Festival de Adscripciones

En la sesión del 19 de diciembre de 2019, cuando la concejal Beccaría tomó la palabra para pedir la reducción del 25% del sueldo de toda la planta política, dijo «Como reconocemos que existe una situación compleja a atender y sabiendo que el oficialismo cuenta con los votos para aprobar este proyecto de Emergencia, entendemos que, ante una situación como la actual, no vemos bien que, ante la Emergencia que se votó, en la provincia hay un festival de adscripciones entre una jurisdicción y otra, por eso es que vamos a proponer que al menos por el tiempo que dure la Emergencia Municipal Municipal, se suspenda dicha práctica». No sólo no fue apoyado por el oficialismo, sino que ese festival de adscripciones ocurrió, y más grave aún.

¿Qué son las adscripciones?

Para entender los artilugios del sistema es importante definir qué son los adscriptos. Los adscriptos son aquellos empleados de un nivel del Estado, que prestan sus servicios en uno diferente y perciben sueldos de su dependencia de origen. En este caso funcionarios del estado provincial, que cobran sus sueldos del estado provincial pero prestan sus servicios en el municipio de Paraná.

Ir arriba