Paraná es una consecuencia de un partido vivo

Hace unos días la organización política que fundamos en 2005 y lidero desde entonces consiguió en Paraná, Entre Ríos (una de las localidades donde estamos presentes) el reconocimiento jurídico como partido político. Es la primera localidad donde lo conseguimos y pronto se le sumarán otras. Porque Políticas para la República tiene vocación de partido nacional y así lo soñábamos allá por 2005 cuando junto a algunos amigos empezamos a preguntarnos cómo se hace un partido político. Dado que nunca tuvimos padrinos políticos u otras estructuras detrás nuestro, nos hemos hecho camino al andar.

El camino no fue fácil pero si sumamente enriquecedor. Porque desde el comienzo supimos que la forma que un partido tenía que tener para contribuir a recuperar el destruido sistema de partidos, era siendo un partido con vida permanentemente. No queríamos entonces y no queremos ahora partidos que son meras máquinas electorales y donde predomina la corrupción y la mediocridad.

Así es como la construcción de ese partido con vida fue la principal tarea durante todos estos años desde 2005. No era la prioridad obtener la personería jurídica, sino llenar de contenido ese verdadero partido que queríamos. El reconocimiento legal en Paraná es una consecuencia de un partido vivo, con identidad propia y personas comprometidas que contribuyen a ello. Y por eso confiamos en que obtendremos la personería jurídica en muchos lugares más en el futuro cercano.

Esta nueva condición legal nos permitirá presentar en 2019 candidatos a intendente y concejales en la ciudad de Paraná y confiados en la victoria trabajamos para desempeñar de la mejor manera posible los cargos a ocupar. Porque vemos a la política como un trabajo mancomunado, no presentaremos sólo candidatos, detrás de cada uno de ellos hay un partido organizado y con personas muy valiosas en diferentes puntos del país que colaborarán con las futuras responsabilidad de aquellos que sean elegidos en 2019.

En épocas donde muchos levantan la voz del equipo, en PR eso se vive cotidianamente en la vida interna del partido y está acompañado por liderazgos comunitarios que buscan hacer crecer a los demás y guiados por un proyecto de país y ciudad. No bastan los buenos equipos, hace falta saber cuál es el objetivo de ese equipo, para qué trabaja y hacen falta líderes comprometidos, formados y que accionen sobre la realidad para mejorar la vida de todos, en especial de aquellos que más lo necesitan y que se sienten no tienen las posibilidades para desarrollar su proyecto de vida.

Ir arriba