Declaración de Principios

Los Principios de POLÍTICAS PARA LA REPÚBLICA son:

  • Reconocer al Bien Común como el fin más perfecto y noble que debe alcanzar el Estado, entendido éste como el conjunto de condiciones de la vida social que hacen posible a hombres y mujeres el desarrollo más pleno de la propia condición humana. Procurar su consecución a través del esfuerzo mancomunado de la sociedad como un todo indivisible teniendo en cuenta que no se agota en la mera suma del bienestar individual.
  • Asegurar la libertad, uno de los mayores bienes humanos. Es a través de ella que el hombre logra disponer sobre sí mismo y así definirse en cada elección siendo necesaria la formación integral para el ejercicio completo de los beneficios y responsabilidades que ella supone.
  • Entender que en una democracia la libertad implica tolerancia respecto del libre pensamiento y la práctica de la buena voluntad para aceptar la variedad de ideas.
  • Revivir en cada paso de nuestro accionar el espíritu que inspiró el Preámbulo de nuestra Constitución Nacional.
  • Preservar la escuela y la familia como las instituciones fundamentales para el desarrollo integral de la persona humana, a la luz de la trascendencia y los valores morales.
  • Garantizar el valor de las instituciones republicanas, respetando la autonomía de poderes que esto conlleva. Salvaguardar los espacios que aseguran el debate político para el surgimiento e intercambio de ideas que enriquezcan al Estado.
  • Preponderar el desarrollo de la persona humana como fin del estado, remarcando la integridad y la dignidad de la persona como máximos bienes a tutelar a la luz de la justicia y la verdad.

Ir arriba